Economistas advierten, es hora de bisturí y no tanta motosierra

El Gobierno deberá de­jar de lado la motosierra y apelar al bisturí para seguir haciendo los cambios que se necesitan en la economía, advirtió el especialista en fi­nanzas Miguel Kiguel.

Si bien da por hecho que el índice de inflación que se dará a conocer en los próxi­mos días será de un solo dí­gito, Kiguel alertó que el Go­bierno tiene otros desafíos por delante, para los cuales deberá utilizar el bisturí para hacer sintonía fina. «Milei vino con un enfoque distin­to, con un ajuste muy fuerte y con la idea de la licuadora y la motosierra. El tema es que se está llegando a un punto en el que prácticamente hizo todo lo que se podía hacer, no hay mucha más licuadora para aplicar, ya se licuaron jubilaciones, salarios, gasto público», señaló Kiguel en declaraciones radiales.

Consideró que «ahora viene un trabajo de sintonía fina, de bisturí más que de motosierra. La gente quiere ver otra cosa. Está bárbaro lo del déficit fiscal, muy lindo que el Banco Central tenga menos deuda, pero llegó el momento de ver más resul­tados. Ahora se empiezan a ver los problemas que tiene la economía. Hay que empe­zar a pensar en cómo la gen­te recupera su poder adqui­sitivo, cómo eso se refleja en más consumo, más empleo y más salario», agregó. En cuanto a la inflación, el ex director ejecutivo de la con­sultora Econviews cree que el índice se va a mantener entre el 4 % y el 6 % durante varios meses. «Creo que este mes muy probablemente esté en el orden del 8,2 %. El mes que viene va a ser más baja. No digo que se esté lle­gando a un piso, pero esta­mos empezando a ver que la economía está pidiendo otras cosas», señaló.

«Los procesos de bajar inflación son complejos, llevan tiempo», dijo Ki­guel, quien estimó proba­ble que la inflación quede entre el 4% y el 6 % por varios meses. Sobre el atraso cambiario, Kiguel recomen­dó ser prudente hasta que pase la cosecha.

«Cuando los gobiernos se empecinan en fijar un tipo de cambio fijo y lo hacen por más tiempo de lo que la economía necesita, even­tualmente tienen que hacer una segunda corrección. Hoy es difícil decir si el dó­lar está atrasado o no, pero sí sostengo que esta dinámica es difícil de mantener», ad­virtió Kiguel. Dijo que «hay urgencia de conseguir dóla­res y para eso hace falta un tipo de cambio competitivo. Por ahora los dólares no los están consiguiendo».

«Para evaluar si el tipo de cambio está bien o mal ha­brá que esperar a que pase la cosecha y conocer la reac­ción del Central», explicó.

«Milei vendió liberalismo pero aplicó políticas intervencionistas»

El economista liberal Roberto Cacha­nosky cuestionó el rumbo del gobierno de Javier Milei y advirtió que en muchos temas claves está haciendo «lo contrario a lo que prometió». «Milei estuvo vendien­do algo que no iba a poder cumplir. Está haciendo las cosas inversas a las que dijo, sube impuestos en vez de bajarlos, puso un tipo de cambio máximo que es un control de precios. Vendió liberalismo pero aplicó políticas fuertemente intervencionistas», sostuvo. Además, alertó: «Si vos liberás to­dos los precios de la economía, le ponés un techo a los salarios y lo que estás haciendo es licuarlos. Al mismo tiempo, le puso un techo al tipo de cambio. Complicás el con­sumo, la exportación, y la inversión no va a venir mientras esté el cepo. No veo cómo salir de esto».

Cachanosky también advirtió: «Cuanto más tiempo tenés el cepo, más complicado va a ser salir. Tenés una caída muy fuerte en el nivel de actividad económica, indus­tria y construcción. Eso afecta a la recau­dación, eso hace que tengas que hacer un esfuerzo más grande para sostener el equi­librio fiscal. Me parece que están encaran­do de forma complicada el manejo de lo que recibieron. El ajuste pasa básicamente por el sector privado, aumentaste y exten­diste el impuesto Pais, volviste a ganancias, tenés el aumento del impuesto a la tasa de combustibles todo el tiempo. Me llega la factura de gas, la cantidad de impuestos es impresionante. Detrás de cada aumento de tarifas, hay un impuestazo. Todo lo contra­rio a lo que él dijo en la campaña», señaló. Y consideró: «Milei dijo cosas que se sabía que no se podían cumplir, como la dola­rización. Yo no estoy en contra, pero no se podía hacer. Él planteó la dolarización como un modelo estandarte de campaña, cuando se sabía que no se podía porque no había con qué. Dijo que tenía 10.000 millo­nes de dólares y nunca aparecieron. Lo pri­mero que hizo fue rajar a Emilio Ocampo», el economista impulsor de la dolarización. Dijo que «se hace muy difícil imaginar por dónde va a meter un gol porque tendría que cambiar todo de nuevo, cambiar el equipo económico y presentar un plan de estabi­lización».

Read Previous

Valdés denunció nuevos incidentes con Paraguayos en la zona de Isla Apipé